De la muralla de Valletta a la muralla de Morella: diligencias de urgencia

Valletta: Querida muralla de Morella, soy la muralla de Valletta, no te conozco personalmente, tampoco es posible, dada mi –nuestra- inmovilidad material, pero Vera, que te quiere mucho, me contó cosas sobre ti, sobre tu importancia histórica, etc. y así aunque lejana, me pareces muy cercana. Por lo visto ahora padeces algunos males y te sometes a obras de urgencias. Lo siento, ayudarte, lo que es ayudar, no puedo –para esto tenemos los humanos- pero las inconmensurables orejas pétreas de mis bastiones te prestan todo el oído que desees.

    

F. 1. 2. Orejas pétreas de los bastiones de acceso a la Valletta

Sigue leyendo