Entonación cromática (veladuras)

Proceso que pertenece a la conservación final del paramento. Este proceso –o tratamiento- es necesario realizar en las partes restauradas para obtener así su buena homogeneización cromática con las partes originales. El tratamiento es en aplicación repetitiva, con pinceles, de una disolución de pigmentos naturales en agua con adición, como fijador, de un mínimo de silicato de etilo.

En Restauración del conjunto rural de Morella la Vella y Restauración de la torre del castillo de Santa Coloma se trata de la entonación cromática de rejuntado de mampostería nueva y de fábrica de sillares antigua respectivamente. Como alternativa a una entonación cromática final es también posible añadir pigmentos directamente al mortero de fábrica nueva o de rejuntado; no obstante, dado que los paramentos normalmente no tienen un solo color, es difícil acertar de este modo la unificación cromática correcta del paramento y por esto optamos por una veladura final donde las tonalidades elegidas se pueden adaptar mejor a la preexistencia; es un proceso económicamente quizás más caro, pero visualmente máss eficaz.

En Restauració de façana de l’església parroquial de Sant Jordi, se trata de la entonación cromática de zonas altas del paramento muy dañado por efectos de escorrentías; en estas zonas los revocos originales estaban muy lavados o completamente eliminados por las consecuencias de acción del agua. El mortero empleado en la restitución era de cal sin adición de pigmentos, con composición y tamaño de árido lo más parecido al original. Posteriormente se aplicó la entonación cromática.