Rehabilitación integral de una casa entre medianeras catalogada para viviendas y despachos

1. PROYECTO

Emplazamiento y límites (plano 1)

El edificio rehabilitado se sitúa en el casco antiguo de Tortosa, declarado conjunto histórico artístico en el año 1978. Concretamente está emplazado entre dos calles desde donde tiene los accesos: la fachada norte confronta con la calle de la Mercè (nº 8) y la fachada sur con la de la Vall (nº 9). Sus paredes medianeras lindan al este con la Biblioteca Municipal y al oeste con una casa particular.

Descripción del edificio original

Se trata de una casa entre medianeras, de planta baja, entresuelo, planta primera, segunda y planta bajo cubierta que se eleva sobre una base rectangular irregular alargada de aproximadamente 240 m2.Está catalogada con la ficha nº 50 por el Servei del Patrimoni Arquitectònic de la Generalitat de Catalunya y en el Catàleg d’edificis i conjunts urbans i rurals de carácter històric, artístic i ambiental de la ciutat i el municipi de Tortosa 2003 con la referencia 0073. La declaración como inmueble de interés histórico se debe sobre todo a la composición arquitectónica de la fachada de la calle Mercè y la entrada principal con una amplia escalera de bóveda tabicada. Según los distintos elementos constructivos de la parte inferior de la fachada –arco de medio punto dovelado y el paramento de sillares con dos ventanas incluidas- la construcción se data entre los siglos XIV y XV; las amplias ventanas de las plantas superiores indicarían una remodelación del siglo XVIII. A esta remodelación pertenecería igualmente el espacio de la entrada al edificio, definido en la citada ficha nº 50 así:…accedir al seu interior a través d’una porta amb mig punt, doncs descobrim un espai amb un caràcter molt particular, situat a mig camí entre una estructura de pati medieval i una casa d’habitatges del segle XVIII.

En cuanto a la segunda fachada, de la Vall, también ésta fue, anteriormente a la restauración, el resultado de diversas remodelaciones y añadidos en altura. Todos crearon diversos volúmenes construidos retranqueados de la alineación de la calle a partir de la planta primera. El nivel constructivo y material de la fachada era mínimo, pero dado su sorprendente volumetría cúbica resultaba formalmente interesante y por este motivo se decidió restituirla en fábrica nueva.

Previamente a la redacción del proyecto de ejecución se realizó un estudio profundo y detallado, tanto de la cimentación y del sistema portante como de los acabados y de distintos detalles decorativos. Aquí apuntamos sólo el aceptable estado de conservación de los elementos estructurales del edificio: es decir, el de paredes y pilares de carga es relativamente correcto y el del conjunto de los forjados bueno, lo que se debe, sobre todo, a una alta calidad de la madera de las vigas.

Fotografías anteriores a la obra

2. OBRAS (planos 2-6)

Se trata de un programa de rehabilitación integral de un edificio histórico y su adecuación para tres despachos y catorce viviendas destinadas de dos a cuatro personas. El edificio rehabilitado consta, igualmente que el original, de planta baja, entresuelo, planta primera, segunda y planta bajo cubierta, lo que significa que conservara su característica tipología original. Así mismo se respetó tanto su volumetría como la ordenación morfológica más remarcable, a saber, que el edificio rehabilitado se mantiene prácticamente inalterado en el ambiente y la silueta paisajística de la calle y del conjunto histórico. No obstante, y para una buena adaptación del inmueble a su uso actual, se creó, a partir del entresuelo, un gran patio de luz central en el cual se integró la escalera existente y un ascensor.

Restauración

El edificio original cuenta con distintos espacios y elementos constructivos interesantes que le confieren un carácter singular. Así, se trata sobre todo de una gran entrada, en cuyo fondo se encuentra una elegante escalera tabicada de tres tramos iluminada zenitalmente. Otros elemento de composición bien equilibrada es la fachada de la calle Mercè. Por último se trata del conjunto de forjados que, aunque sin catalogación, remarcan un aspecto único de los distintos espacios. Todos estos espacios y elementos se mantienen en el inmueble renovado. Este hecho comportó trabajos de consolidación, substitución de elementos degradados o la introducción de piezas nuevas, es decir unas intervenciones dirigidas tanto a un adecuado refuerzo del sistema portante, como a la renovación de su semblante estético. Los procesos de renovación se realizaron respetando los materiales y detalles constructivos originales. Cabe remarcar que en las obras intervino un equipo de restauradores profesionales.

Obra nueva

La obra nueva se centró en tres áreas que fueron la sustitución de las partes completamente degradadas de la fachada de la calle de la Vall, la división del edificio en las distintas viviendas y, por último, el conjunto de instalaciones y equipamientos. Referente a la primera área, es decir la sustitución, aquí se utilizaron materiales tradicionales, como ladrillo y madera. No obstante, para lograr una buena calidad de los espacios interiores se conjugaron los citados materiales tradicionales con otros actuales, en especial en aislamientos térmicos, acústicos y equipamiento. Las instalaciones son todas nuevas.

Fotografías de aspecto final