Restauración de fachada de iglesia parroquial de San Jaume, San Jordi (Castellón)

1. PROYECTO

Emplazamiento

La iglesia se sitúa en el casco antiguo de la villa, en la calle Hermana Teresa Mira, que esta en la vecindad directa de la plaza Mayor, donde está situado el ayuntamiento (F.1).

    • F. 1
    • F. 2

Breve reseña histórica de la iglesia[1]

La propuesta de intervención de este proyecto se centra sólo en la fachada principal de la iglesia, no obstante consideramos interesante introducir una breve reseña histórica para una aproximación general al edificio.

La iglesia, con advocación a San Jaume, titular de la parroquia desde el siglo XlV, se empezó a construir de nueva planta en el año 1737; sustituyó la iglesia antigua, ya pequeña para la población, de arcos diafragma de siglo XlV situada en la plaza Mayor. Las obras se concluyeron el año 1757. Es decir se trata de una arquitectura religiosa de plena época barroca compuesta de una nave de cuarto tramos con capillas laterales entre contrafuertes y comunicadas entre si, de un amplio transepto –con una gran capilla del Santísimo en su lado izquierdo- y concluida con un presbiterio y sacristía (F.2).

Para poder sumergirnos en la construcción de la iglesia y del campanario y en el ambiente de su época contamos con el original de Capitulacións per la fàbrica de l’esglesia: temple i campanar, con fechade2 d’Octubre 1735. También llegó hasta nosotros la ampliación de estas capitulaciones redactada dos años más tarde que son Nous pactes sobre les capitulacións de la nova esglesia. A través de estos dos documentos de excepcional valor histórico, signado entre el ayuntamiento y Joseph Barcelo, maestro de iglesias y casas de la villa de Alcala, seguimos el proceso de la obra y los materiales empleados desde el delinear de los fundamentos, pasando por el levantamiento de todas las paredes de mampostería y estribos con esquinas de piedra picada hasta la formación del tejado de madera y las cubiertas de texas bien amorteradas y por filas. Una vez determinada la estructura, varios capítulos nos describen con sorprendente detalle como debe ser la forma y materiales -ladrillo, hiesso pardo o negro, piedra labrada, bien tallantada de menudo, losias,…,- de los acabados, de la decoración y del mobiliario interiores.

Muy instructivos para conocer el funcionamiento de una obra significativa de hace mas que 250 años, aparte de los capítulos relacionados directamente con su ejecución material, son las indicaciones dedicadas a la supervisión y control de la misma por parte del promotor; valga una frase como ejemplo: …y si no se encontrase según lo capitulado, y expresado lo desharan y lo bolverán haser a sus costas pagando los gastos la parte que hubiera faltado…o las que especifican las distintas obligaciones que tiene la población como proporcionar a los Maestros cassa, cirujano medico y Aboticario…, y además materiales como son piedra, arena, calamerada…..

Ente las distintas cláusulas se habla de comienzo de obra, precio y forma de pago. En resumen, las capitulaciones nos recuerdan una unión de memoria constructiva y pliego de condiciones de un proyecto actual. De la lectura se desprende que los maestros contratados aportaron dibujos, los aludidos planta, traça y perfiles. No obstante cabe lamentar que estos se perdieron con el paso del tiempo.

Descripción compositiva y material de la fachada (plano 1)

La fachada del templo es de equilibradas proporciones y de sobria belleza, un hecho que se debe principalmente a su composición ad quadratum. A este diseño según cánones clásicos se someten tanto sus medidas generales (15, 20 m de largo y 15,50 m de alto), como la relación entre los distintos elementos decorativos y la portada principal, el elemento más destacado del paramento.

Respecto la piedra empleada en la realización de la fachada es caliza grisácea del país y como indica el documento citado anteriormente, elegida por los gestores de la obra: …la piedra de corte que fuera necessaría para la obra en la cantera que sera en donde a los señores electos les pareciere abta y habil para la obra…. Sus características petrográficas, es decir la textura y composición mineral debían ser buenas. En relación directa con el estudio cabe destacar la textura que es muy compacta y homogénea. La petrográfica conlleva propiedades físicas: densidad media-alta, relativamente baja absorción de agua y buena resistencia a comprensión entre otras. En relación al tiempo de exposición y los efectos de agua, viento, sales solubles, organismos vivos y la contaminación ambiental, la caliza grisácea es resistente.

Según su composición formal la fachada se desglosa en cuatro partes o sectores, es decir: zócalo, paramento principal, entrada y coronamiento.

El zócalo, de unos 2,20 m de alto y que está incluido en el diseño geométrico, recorre toda la base de la fachada con excepción de la entrada. La finalidad de este elemento, acabado superficialmente con un revoco ordinario, es subrayar y acentuar la monumentalidad de la fachada; el efecto deseado se consigue resaltando la base unos 10 cm respecto a paramento principal y colocando como remate superior una cornisa de piedra labrada. En la mitad izquierda se sitúa un banco corrido de obra revocada y revestida en el plano superior con baldosas de barro cocido. Puede ser que este banco sirviera en su momento para facilitar la subida a la caballería.

La parte más extensa de la fachada es el paramento principal. La fabrica base -igual que todos los paramentos de la iglesia- es de piedra de mamposteria bien asentada y golpeada con el martillo y bien massisada que no quede hueco alguno entre piedra y piedra. La única esquina y el paramento lateral adyacente, de aprox. 1,00 m de ancho, es de piedra labrada, picada y tallada dos veces. El acabado del paramento se compone de revoco de mortero de cal entonado en color ocre y embellecido con juntas fingidas de sillares, realizadas igualmente con mortero de cal, pero en tonalidades más claras. De estas juntas nos quedan solo huellas, pero de ellos podemos deducir que la red decorativa cubría todo el paramento. En la parte superior hay dos ventanas –circular y rectangular- situadas en el eje vertical de la fachada y enmarcadas en piedra labrada. En la parte inferior de la mitad izquierda está incluída una placa de piedra de gran valor documental: en ella se indica la fecha de comienzo y de finalización de las obras.

La portada de entrada realizada en piedra consideramos como una parte formalmente independiente dado su destacado significado y fuerza expresiva, a pesar de estar englobada en el paramento principal. El capitulo 10 de las citadas Capitulaciones, reproducido a continuación, está dedicado por completo a esta puerta principal de la iglesia, neoclásica en su forma y con elegantes orlas lateral de estilo rococó (F.3, 4):

    • F. 3
    • F. 4

Que haya de hacer la puerta de la Iglesia con el mismo ornato, que lleva el perfil, con sus pedestales, basas y Capiteles, y toda la arquitectura que demuestra el perfil con su nicho y remate, y la Puerta si pareciere estrecha assí en lo ancho como en lo alto se le dara un palmo mas en lo ancho, y en lo alto con su proporcion devidas haviendole sus molduras alrededor de la Puerta como demuestra el perfil y toda esta portada haya de ser de piedra labrada bien tallantada de menudo y las molduras bien corridas y tiradas sin que discrepe un punto de el perfil.

Los acabados y detalles decorativos son perfectos, incluida la estatua del patrón, San Jaume, en la hornacina superior. El único elemento decorativo que puede resaltar por su forma ligeramente naiv es el San Jordi con el dragón en el bajo relieve de la cornisa.

Toda la superficie pétrea estaba tratada con patina de color ocre, para integrarse armónicamente al resto de la fachada.

El limite superior de la fachada está creado por un coronamiento curvilíneo de aprox.1,20 m de ancho; éste consiste de una cornisa dovelada, de unos 40 cm de ancho, perfilada y saliente respecto a paramento y de mampostería en el resto del grueso de la fachada. El coronamiento está decorado por tres florones pétreos: los de los extremos tienen forma de llama, el central es piramidoforme (F.5, 6).

    • F. 5
    • F. 6

Resumen y desglose de elementos constituyentes de la fachada (plano 1)

1. Zócalo

Paramento revocado, Cornisa superior, Banco corrido

2. Paramento principal

Revocos con despiece fingido de sillares, Ventana circular, Ventana rectangular, Esquina con sillares, Placa conmemorativa

3. Entrada

Pedestal base, Jambas y pilastras, Dintel, Entablado, Escudo Sant Jordi, Orla lateral (izquierda y derecha), Cornisa base de templete, Pináculo y orla de cornisa, Templete, Escultura de Sant Jaume

4. Coronamiento

Cornisa dovelada, Florón (izquierdo, central, derecho), Mampostería

Estado actual de conservación

Consideraciones generales

Teniendo en cuenta el planteamiento expuesto en el apartado anterior, el conjunto de la fachada se compone de cuatro sectores. Además, para la determinación del estado de conservación se contemplan por separado los materiales empleados en la fábrica: piedra, mampostería y revocos. Este desglose facilita la localización y determinación de los daños y causas. El resultado del reconocimiento detallado del paramento es el establecimiento de un conjunto de lesiones y causas, descritas a continuación y resumidas en el cuadro final. Cabe apuntar que no es posible aislar cada uno de los daños y causas porque su influencia es mutua y nunca actúan individualmente.

Descripción de daños

La mayoría de los daños existentes en la fachada están causados por la conjunción de agentes atmosféricos, paso del tiempo y falta de mantenimiento y en menor medida directamente por el hombre.

La superficie con mayor aglomeración de daños es la parte superior de la fachada; a saber, el coronamiento y el paramento vertical adyacente (F.5, 6). Aquí los daños existentes no son sólo estéticos o de degradación material superficial como biodeterioro o depósitos diversos, sino afectan directamente la estructura interior del muro. Es decir el agua de lluvia se desliza por las juntas descarnadas entre las dovelas y por las molduras sin goterón ocasionando así diversas zonas de escorrentías junto al desprendimiento de revocos. Esta falta de revocos facilita la penetración de agua al interior de la fábrica donde, además de la indeseada aportación de humedades, provoca pérdidas de homogeneidad del volumen construido (F.7, 8, 9).

    • F. 7
    • F. 8
    • F. 9

De las juntas fingidas de sillares realizadas en mortero de cal y que decoraban originalmente todo el paramento revocado quedan marcadas en el revoco base sólo unas improntas de colorido claro y algunas líneas de despiece dibujadas con una herramienta punzante (F.7). Este daño se puede considerar estético, no obstante indica las posibles disgregaciones del revoco, material protector de mampostería.

Otro elemento en deficiente estado de conservación es el revoco ordinario – según se observa, varias veces reparado – del zócalo (F.10, 11). A mismo tiempo en el banco del lado derecho del zócalo encontramos superficies de revestimiento rotas, que actúan como vías de acceso de agua a la base de la iglesia.

    • F. 10
    • F. 11

La portada pétrea, con zonas de entonación cromática antigua, presenta un estado de conservación aparentemente bueno (F.4, 12, 13, 14, 15, 16). Su única parte degradada es la cornisa saliente con juntas parcialmente descarnadas, depósitos superficiales y con presencia de sales (F.17). Un daño puntual, causado por el hombre, son las fracturas de piedra en el pedestal base (F.18). Se realizaron durante la última Guerra Civil cuando la iglesia servia de almacén.

    • F. 12
    • F. 13
    • F. 14
    • F. 15
    • F. 16
    • F. 17
    • F. 18

Cuadro de estado de conservación

A. Decoración pétrea y sillería

Mortero de juntas degradado o inexistente

Fractura de piedra con pérdida de volumen

Piedra disgregada con pérdida de volumen

Restos de pátina original

Biodeterioro (colonias de microflora)

Depósitos superficiales (polvo, detritus, hollín)

Reparaciones con mortero

Presencia de sales

B. Paramento con revoco de despiece fingido de sillares

Pérdida total de revoco

Improntas de despiece fingido

Revocos disgregados

Biodeterioro (colonias de microflora)

Pintura posterior

Presencia de sales

C. Paramento con revoco ordinario y mampostería

Reparaciones con mortero

Biodeterioro (colonias de microflora)

2. OBRA (plano 2)

Planteamientos generales

Las obras propuestas eran un conjunto de intervenciones que deben cumplir dos objetivos principales. El primer objetivo era el de homogeneizar la superficie y volumen de los elementos a tratar, evitando la penetración de agua y otros agentes climatológicos al interior de la fábrica, devolviendo así a la fachada su consistencia y permeabilidad originales; la segunda finalidad era la de restablecer el semblante estético del siglo XVIII de los paramentos para poder contemplar la fachada en su belleza original.

Los trabajos se desglosaron en tres grupos –limpieza y saneado, restauración, conservación final- cada uno dirigido al tratamiento específico de los distintos materiales de la fachada: piedra, revocos de cal y mampostería. Los tres grupos, desglosados a su vez en partidas, se complementaron con el grupo de trabajos auxiliares, común para todos.

Cuadro de intervenciones

Trabajos auxiliares

Andamios

Protección provisional

Toma de muestras

Decoración pétrea y sillería

- Trabajos previos, limpieza y saneado

Preconsolidación y sellado de fisuras

Aplicación de biocida

Saneado de juntas

Eliminación de morterosviejos

Limpieza en seco

Extracción de sales

- Restauración

Retacado de juntas

Reintegración con mortero de restauración

Revoco nuevo

Pasamanos de hierro forjado

- Conservación final

Entonación cromática

Consolidación

Hidrofugado

Protección de coronamiento

Paramento con revoco de despiece de sillares fingidos

- Trabajos previos, limpieza y saneado

Preconsolidación

Aplicación de biocida

Saneado de juntas

Eliminación de pinturas viejas

Limpieza en seco

Extracción de sales

- Restauración

Retacado de juntas y filtrado de consolidación

Reintegración de revoco

Reintegración de despiece fingido

- Conservación final

Entonación cromática

Consolidación

Hidrofugado

Paramento con revoco ordinario

- Trabajos previos, limpieza y saneado

Eliminación de morterosviejos

Eliminación de baldosas

- Restauración

Revoco nuevo

Baldosas nuevas

- Conservación final

Hidrofugado

Fotografías de estado final


[1] Para la historia del templo nuestro agradecimiento a historiador Joan Ferreres Nos por facilitarnos la Separata de Centro de Estudios del Maestrazgo, boletín nº 67, enero-junio 2002: Joan Ferreres Nos: “Tradició religiosa a Sant Jordi del Maestrat (1261-2001), Centro”