Restauración de un almacén antiguo, Morella la Vella (Castellón)

1. PROYECTO

Emplazamiento y objetivo de las obras (plano 1)

El almacén forma parte del conjunto arquitectónico rural de Morella la Vella, situado a unos 6 km al noroeste de Morella. A su emplazamiento, en la vertiente sur de la mola de Camarassa, se accede por un camino rural, bifurcación señalada en la carretera de Morella a Xiva.

El objetivo de las obras era la restauración de un viejo almacén y su adecuación a un grupo de lavabos para los visitantes del conjunto arquitectónico de Morella la Vella.

Descripción constructiva del almacén

El que llamamos almacén es un edificio realizado con toda la probabilidad en los años cuarenta del siglo pasado y que servía para diversos usos agrícola. Tiene dos plantas de forma muy irregular. La irregularidad de su trazado está dada por su adosado parcial a una pequeña roca y por el desarrollo sobre un margen de aprox. 2,5 m de altura (F. 1, 2).

    • F. 1
    • F. 2

El nivel inferior tiene aprox. 23 m2 y está delimitado al exterior –oeste y sur- por dos muros construidos en mampostería, los restantes dos paramentos –norte y este- son interiores y están formados por un margen de piedra en seco y una roca recortada respectivamente.

El suelo de esta planta es de roca, el techo esta creado por troncos sin labrar y lajas de piedra local colocada en seco (F.3). Cabe añadir que este espacio se abre al exterior a través de una gran obertura sin puertas localizada en el paramento sur.

    • F. 3
    • F. 4

El nivel superior es más amplio, de aprox. 55 m2 y esta dividido al interior en dos espacios por un muro transversal de aprox. 50 cm de grueso de mampostería (F.4). El primer espacio, situado hacia oeste y donde está el acceso, tiene los paramentos realizados en dos tipos de fábrica: el del norte es de ladrillo manual atípico (F.5), los restantes paramentos –oeste y sur- son de un genuino tapial de piedra y mortero de pórtland de 18 cm de grueso que incluye una reducida ventana (F. 6). El espacio posterior tiene aspecto de una cueva ya que la mayor superficie de sus paramentos de cierre –norte y este- son de roca; el paramento sur está formado simplemente por chapas y maderos reciclados (F.7). La cubierta, de una pendiente de 17 %, es de chapa ondulada colocada descuidadamente sobre un envigado de troncos.

    • F. 5
    • F. 6
    • F. 7

Estado de conservación: origen y descripción de daños (plano 2)

El aspecto del edificio era de gran abandono y de deterioro general; las causas principales de este estado de degradación residían en la utilización de materiales en parte reciclados o inadecuados y en la descuidada realización de la obra.

Como ya se escribió anteriormente las paredes están realizadas en tres tipos de fábrica. La primera es la fábrica de grandes mampuestos unida con mínimo de mortero, lo que significa que la mayoría de las juntas estában descarnadas. Precisamente la escasez de material de unión en la planta inferior ocasionó el asentamiento del paramento que junto con los dinteles de troncos irregulares de la gran entrada han provocado el agrietamiento en el paramento sur del segundo tipo de fábrica, en el tapial de piedra y de cemento pórtland (F. 6). Esta fábrica -tapial- dado el abundante mortero, aparte de las grietas puntuales, presentaba un buen estado de conservación. Por último, teníamos la pared norte de ladrillo atípico hecho probablemente in situ que, dado también un elevado porcentaje de mortero de cal, era de firme construcción (F.5). El cerramiento de elementos de chapa y madera era completamente ruinoso e indispensable de eliminar.

Respecto a la división horizontal apuntamos que tanto el forjado de planta baja de troncos de diverso diámetro y tipo de madera con pesadas lozas de piedra como el conjunto de paupérrimo envigado y recortes de chapa ondulada en cubierta carecían de todo valor histórico – constructivo y su estado era de progresiva ruina.

El pavimento de las dos plantas – con excepción de las lozas de forjado- era terreno natural sin nivelar. La carpintería o era inexistente o completamente ruinosa.

2. OBRAS (plano 3)

Criterios y planteamientos generales

A pesar de su aspecto constructivo heterogéneo y acabados precarios esta pequeña y pintoresca edificación está integrada tanto en el conjunto rural como en su entorno paisajístico; éstos han sido los motivos de la propuesta de adaptarla y reutilizarla como lavabos. Los trabajos para lograr esta proposición se reunían en dos grandes grupos siguientes.

Restauración

La tarea consistía en la consolidación adecuada de la estructura de muros portantes del edificio, centrando una especial atención en el coronamiento. Las intervenciones se realizaron preservando la autenticidad constructiva, es decir se respetaron los materiales y detalles originales. En el semblante final no se buscó la acentuación de la diferencia entre el original y la intervención, sino la plena integración de las superficies consolidadas en el conjunto construido, utilizando materiales lo más parecido posible al original: madera, piedra o mortero de cal.

Obra nueva

Este apartado abarcó los trabajos de sustitución de partes existentes y la introducción de elementos constructivos o formales nuevos. A los primeros pertenecen el forjado, el conjunto de cubierta, la carpintería y el cerramiento exterior de chapa; los segundos son la división interior de la planta superior en una zona común y varios lavabos, los distintos acabados e instalaciones y la red de saneamiento.

Tanto en la sustitución como en los acabados de los espacios interiores nuevos era válido el propósito de la integración respetuosa en la composición preexistente sin caer en imitaciones indeseables. Esta premisa se logró empleando materiales iguales a los de restauración.

Fotografías de obra

    • F. 1 Replanteo de interiores
    • F. 2 Restitución de paredes degradadas
    • F. 3 Alicatado con baldosas de barro cocido manuales
    • F. 4 Formación de cubierta
    • F. 5 Aspecto final