Aachen

Ponttor, torre gótica fortificada

Aachen, la ciudad de Carlo Magno, la fuerza de su voluntad de revivir el imperio romano queda petrificada en la capilla palatina. A ella, para enaltecer la materialización y el significado del espacio, trasladó numerosas columnas de porfiro de Ravena y mármoles de la antigua Roma… el espíritu del viejo emperador parece flotar eternamente sobre el lugar.

En Aachen, sin embargo, también dejan sus improntas los muchos estudiantes que pasan por la ya centenaria Escuela Técnica Superior de Renania-Westfalia. Es una impronta de recuerdos de los años inolvidables de intensos estudios, de comidas en tascas de ex-estudiantes griegos, de noches de diálogos, fiestas y carnavales, de salidas culturales y culinarias.

Entre las huellas queda impresa también la mía, tejida a lo largo de los años 1968 – 1972.

Escuela Técnica Superior de Renania-Westfalia

ReiffMuseum (Facultad de Arquitectura)